Una de tantas (II)

¿Recordáis cuando no hace mucho, en una entrada del blog, os decía que aquello de que "Hay tantas y tantas rutas y etapas por las que he pedaleado que no me puedo quedar con ninguna en concreto"?

Pues bien, esta semana tomando café por la mañana con un amigo, me recordaba la última vez que subió a

Collformic y la ruta por la que lo había hecho. ¿Y sabéis qué? Me dio cierta envidia. Pero esta envidia es la que dio paso a esta entrada de blog.

A Collformic, como a casi cualquier otro lugar, se puede ir por más de un itinerario. Esta vez "vamos a subir" llegando por La Roca del Vallés i Llinars del Vallés (vía Sabadell i Mollet del Vallés), donde tenemos tramos ratoneros entre las dos primeras ciudades y después ya un tramo más rápido entre el inicio del puerto de la Vallesana (puerto típico de la zona del Maresme, que no subimos) y La Roca del Vallés. A partir de aquí "disfrutaremos" de un continuo tobogán que nos va a ir mermando las fuerzas y dejando "a punto de caramelo" para afrontar la zona previa a Collformic, que sin ser puerto, no es fácil precisamente y donde atravesaremos Llinars del Vallés hasta que, justo antes de llegar a la

población de Sant Celoni, giramos a la izquierda para encarar la aproximación al inicio de puerto por Santa Maria Palautordera i Sant Esteve Palautordera.

A partir de aquí recorreremos algo más de 10 km, ligeramente en subida y sin todavía haber empezado propiamente el puerto, a los que hay que sumar a los casi 15,5 km oficiales de puerto y que nos llevarán a coronar después de haber ascendido tramos de todo tipo y paisajes realmente bonitos.

Una vez acabada la subida toca un descenso rápido y técnico y hay algunos tramos donde tenemos que tener

cuidado -como siempre- y donde pasaremos por los pueblos de Brull, Seva i Sant Miquel de Balenyà, donde

iniciamos el bucle de vuelta a casa, con terreno ligeramente en descenso, para llegar hasta Centelles.

Desde aquí hasta volver a llegar a Terrassa pasaremos por la zona de Sant Miquel del Fai, Sant Feliu de Codines, Gallifa, Sant Llorenç de Savall i Castellar, toda esta zona es un continuo de subidas y bajadas, que por cierto, nos acaban de castigar las piernas como sino hubiéramos tenido bastante.

El resumen de la ruta son 165 km y 2300 metros de desnivel positivo. Lo de menos es el tiempo y la

velocidad pero lo que sí vale realmente la pena son las imágenes que puedes observar durante todo el

recorrido y sobre todo durante el ascenso a Collformic.


Y con este recuerdo en forma de pensamiento escrito me despido hasta la próxima entrada del blog y cada vez con más ganas de volver a hacer estas rutas.












Posts destacats
Posts recents
Arxius